Columnas de opinión

¿Por qué es relevante asegurar que la Responsabilidad Social Corporativa sea parte de la Estrategia de las Organizaciones?  A continuación se presentan algunas reflexiones que ayudan a comprender la importancia de darle un espacio de dirección en las organizaciones que desean incorporar Responsabilidad Social dentro de sus negocios.

Actualmente, es cuestionable la forma de cómo se materializan la responsabilidad social (RS) dentro de las organizaciones, considerando que muchas de ellas principalmente tienen algunos programas o proyectos, o bien la institucionalizan formando áreas afines o simplemente financian a Organizaciones No Gubernamentales.

Este tipo de estrategias, a pesar de que generan beneficios o impactos positivos, no asegura que se aborden todas las dimensiones de la responsabilidad social, que se considere la visión de todos los stakeholders (actores o partes interesadas) más relevantes, que las prácticas de RS estén inmersas dentro del negocio de la organización ni tampoco la sostenibilidad en el tiempo de estas prácticas. Entonces, ¿Cómo hacer que la RS represente a toda la organización, perdurando en el tiempo y considerando las orientaciones del párrafo anterior, para que sea posible decir que una determinada organización es socialmente responsable?

A mi juicio la respuesta está en la estrategia de la organización, es decir, la RS debe formar parte de sus lineamientos u orientaciones estratégicas, lo que no significa una declaración textual en las definiciones estratégicas, como podría pensarse en que esté en la Misión, Visión, Propuesta de Valor u Objetivos Estratégicos, sino más bien busca que la RS pueda ser parte de la gestión de la organización, siendo un aspecto de análisis tanto en la construcción de indicadores de resultados como en el planeamiento de la gestión futura.

Es así como la organización por un lado podrá preocuparse de generar directrices hacia su interior que declaren y manifiesten la intención de querer ser una organización que tiene prácticas socialmente responsables, pero también deberá asegurar que estos lineamientos puedan materializarse en acciones concretas, en la forma de hacer las cosas y en los resultados obtenidos para todos los niveles de la organización y en todas las dimensiones.

Una buena alternativa para dar inicio a esta forma de incorporación de RS, es que sea parte de la discusión dentro de los procesos de planificación estratégica, donde las organizaciones miran tanto su funcionamiento interno como el entorno como un dato para decidir, qué se quiere ser en el futuro y cómo planean lograrlo. Además, la estrategia de una organización se encuentra respaldada por "la dirección" o "gerencia" de la organización, la cual es vital para asegurar el cumplimiento de este tipo de desafíos (incorporación de buenas prácticas de RS), a pesar de que es una tarea de todas las áreas internas de la organización.

Un buen pronóstico para una organización que declara y se compromete con prácticas de RS, es que la organización, por ejemplo, tenga una política, un valor o un principio de RS, ya que al declararlo se compromete como tal y deberá generar acciones concretas para cumplir con sus propias declaraciones. Esto asegura por un lado el deber realizar procesos de difusión interna, que comunique y vele por el conocimiento de toda la organización y sus miembros, y por otro reafirmarlo como un lineamiento transversal, lo que significa responsabilidades mutuas.

Lo anterior no es un tema menor, considerando que muchas veces la RS queda arraigada a un área en particular, incluso en una persona determinada, lo que genera desconocimiento y desinterés del tema de parte de otros actores institucionales. Esta situación no contribuye a la participación e involucramiento de otras áreas , y por lo tanto, más se centraliza el tema y se hace más difícil crecer o cumplir con el logro de compromisos que involucren a toda la organización.

Por otro lado, las organizaciones deben evaluar cómo van cumpliendo su estrategia, por lo tanto en la medida que van desarrollando acciones concretas de RS, necesariamente deberán monitorear y medir cómo lo realizan, tanto a nivel corporativo como a través de las diferentes áreas internas, de acuerdo a los procedimientos de control de gestión y auditoria interna.

Otro aspecto relevante, que justifica la RS esté dentro de la estrategia de una organización, se debe a la permanencia y sostenibilidad en el tiempo, tanto porque asegura que el tema "esté en el tapete" al reformular nuevas orientaciones estratégicas, como porque en momentos de dificultades, principalmente económicas, en donde se ajustan los costos de operación o de administración, este tipo de proyecto corre riesgo de morir por falta de recursos y por esto ocurre en la medida que se consideran como "anexos o apéndices" del negocio.

Aquí podemos mencionar un ejemplo: pensemos en una organización, "ORGA", periódicamente hace donaciones a la fundación FUNDA, lo que permite que ésta pueda realizar el 90% de todos sus proyectos sociales. ORGA declara ser socialmente responsable, y es reconocida como tal. Inesperadamente surge una crisis externa para ORGA, donde después de analizar sus flujos financieros, toma la lamentable decisión de suspender indefinidamente el aporte a FUNDA. Pensando en el ejemplo anterior, ¿ORGA deja de ser socialmente responsable porque no tiene los recursos suficientes para apoyar a FUNDA? La respuesta no es obvia, considerando que ORGA, a pesar de sus excelentes intenciones, lamenta la difícil decisión que tuvo que tomar.

Lo esperable de que las organizaciones sean socialmente responsables, es que puedan generar un estilo o forma de hacer las cosas, que esté alineado con buenas prácticas de RS, y que estas sean capaces de enfrentar y superar las dificultades de manera responsable, considerando por un lado todas las dimensiones asociadas a RS, y por otro responder al cómo los stakeholders pueden ver afectados sus intereses y expectativas.


Ricardo Loyola Moraga
Ingeniero Civil Industrial, Universidad de Chile. 
MBA - Magíster en Gestión Empresarial, U. Técnica Federico Santa María.

Publicado en Blog de RSC-Chile, Martes, 02 de Febrero de 2010 11:14

http://www.rsc-chile.cl/columnas/377-responsabilidad-social-como-parte-de-la-estrategia-de-la-organización